viernes, 3 de abril de 2009

Senderos para la Tierra Prometida

SEGURIDAD. San Isidro es la extensión de nuestras casas. Lo que aquí sucede no nos debe resultar ajeno. Los episodios que atentan contra nuestras vidas y que afectan a nuestra propiedad pueden resolverse más temprano que tarde. Hace falta decisión política. Por eso apoyamos, como en 2007, a Francisco de Narvaez, para que haya un cambio a nivel de la provincia de Buenos Aires y trabajamos a nivel local para romper los entramados del poder que impiden una resolución definitiva del problema. Queremos que nos apoye en esta campaña para recuperar el espacio público para nuestras familias. No hay soluciones mágicas ni paliativos. Su voto puede expresar este reclamo por la Justicia y la Paz.

DESARROLLO E INCLUSIÓN SOCIAL. 1) Completar el proceso de urbanización de villas, edilicia y socialmente; la inclusión se debe traducir en el acceso a la salud y a la educación, y debe garantizar el acceso al trabajo y a una vivienda digna. Sana recreación de la juventud, que es un universo heterogéneo, pero sufre problemas comunes. 2) No se puede buscar una solución uniforme para la encerrona que lleva desde la vida nocturna por la vía de los estimulantes hasta toda clase de faltas o infracciones; las más graves, como las de tránsito, incluso pueden tener consecuencias fatales. La combinación de este cóctel con la marginalidad puede derivar fácilmente en el delito. Un padre, aisladamente, no puede resolver mucho; un colegio puede hacer bastante más, pero la solución comunitaria tiene que ser política. Hay que romper este circulo vicioso con políticas de estímulo deportivo, artístico o, concretamente, recreativo.

TRANSPARENCIA ADMINISTRATIVA. Nuestro municipio tiene uno de los presupuestos más grandes del conurbano y, por lo tanto, del país. ¿Cómo no va a estar razonablemente bien? Sin embargo, hay que ver el oeste del partido, Boulogne y Villa Adelina, para distinguir lo heredado de los propios méritos de la gestión municipal. Estamos seguros de que, si nos da su voto para ir a controlar la ejecución presupuestaria podremos hacer rendir mejor los recursos que hacen falta para realizar las obras que están haciendo falta, sin necesidad de andar haciendo acuerdos con el kichnerismo.

PLANIFICACIÓN URBANA Y AMBIENTAL. La idea de que San Isidro es una prolongación de nuestra casa también se aplica en este tema. Dedicamos tiempo y dinero para acondicionar nuestro hogar, pero el entorno externo puede estar interfiriendo directamente sobre el mismo. Nuestra ciudad tiene que crecer en forma previsible y controlada. Es imprescindible contar con un plan urbano y ambiental, correspondientemente consensuado con los actores de la sociedad. El tránsito, la polución, los servicios, la inclusión y la infraestructura, lo reclaman.

No hay comentarios: