miércoles, 22 de julio de 2009

Tierra Prometida

El Exodo narra que los judíos eran más numerosos que los egipcios y que éstos los sojuzgaban duramente para evitar que se lenvanten o se alíen al enemigo.
El Señor entonces ofreció a Moisés llevar a su gente a "una tierra buena y espaciosa, que mana leche y miel".
El patriarca desconfiaba de sus habilidades pero Dios le mostró una serie de prodigios que podía hacer con su cayado para convencer a Faraón, a fin de que lo dejara partir a su pueblo.
Faraón se endureció, no quiso creer y su país tuvo que sufrir diez plagas.
Finalmente, les permitió la salida y, una vez en camino, los hizo perseguir hasta que parte de su ejército pereció en el Mar Rojo. Los judíos pudieron dar ese paso fundamental que los ponía en el camino del éxodo de Egipto.
En el desierto sellaron la alianza con Dios, que les entregó las Tablas de la Ley. Allí se forjaron muchas de las costumbres y experiencias más significativas para Israel.
Moisés los condujo hasta allí y tuvo que sufrir muchas penurias para lograrlo, pero no pudo ingresar allí.+

Adios, Toto Armelín

Hace unos pocos días que Héctor "Toto" Armelín nos dejó para siempre.
Todavía recuerdo muy bien las fallidas conversaciones que mantuvimos en el 2001 para tratar de que la entonces declinante Unión Vecinal Municipalista (UVM) y la naciente Convocación Ciudadana fueran aliadas. La suma de votos recogida ese 14 de octubre por los dos partidos nos hubiese hecho acreedores de una y tal vez hasta dos bancas en el Concejo Deliberante. El y yo encabezábamos sendas listas, pero no teníamos poder para acordar en nombre de nuestros partidos. De hecho, ninguno de los dos tenía otras apetencias que las de nuestras propias facciones.
Una vez terminada la faena del comicio, nos juntamos en su casa a evaluar los resultados y a conocernos mejor. Hubo lamentaciones, mas no recores personales. El se asomaba a la jubilación y quería poder dedicarse por fin de lleno a la política, que tanto lo apasionaba; yo era joven y estaba dispuesto a dedicarle toda mi vida, incluso mis penurias económicas, a esa actividad. Tal vez Dios nos eximió a ambos de semejante sacrificio en ese difícil momento de la Argentina.
La charla fue muy constructiva para mí, y debe haberlo sido para él. Porque me emocionó saber que le recomendó a su sobrino Víctor Taussig que hablara conmigo acerca de sus inquietudes ciudadanas, sin saber que Víctor y yo nos conocíamos desde hacía mucho tiempo y que guardábamos un gran afecto personal.
Hubiese preferido recordar al maestro, más que al contendiente. Pero tal vez el Señor quiso mostrarme su mejor rostro, el que no se ve en las buenas, y me permitió compartir con él cosas muy significativas. No me cabe que ya lo ha recibido en su morada eterna, en donde lo esperaba su querida mujer.+
Adios, Toto Armelín. Adios.+

Hernán Maurette

jueves, 16 de julio de 2009

Fernando Peña entrevistó a Hernán Maurette

Una joya de esa temporada que termina.
Faltaban pocos días para las elecciones del 14 de octubre de 2001.
Convocación Ciudadana había realizado su acto de cierre de campaña de una forma muy particular: una cabalgata que partía de Unidad Nacional, recorría el centro histórico y llegaba al bajo.
Se difundió una gacetilla. Una de ellas llegó a la producción de Enrique Szewach, en América, que era una radio del grupo multimedios al de la Metro, donde Fernando Peña tenía su programa.
El productor de Szewach no tuvo mejor idea que incentivar a Martín Revoira Lynch a entrevistar a estos giles que se habían quedado -o, visto lo sucedido en 2008, adelantado- en el tiempo.
Peña le confesó a Javier Varani -quien se manifestó amigo de quien fuera su entrevistado, Hernán Maurette- que se había entusiasmado con esa entrevista imperdible para Revoira que ahora pueden escuchar haciendo click a continuación:

Vídeos