domingo, 28 de agosto de 2011

Simbolos

Manuel Belgrano fue terciario dominico
No entiendo que alguien que viva en Buenos Aires puede sorprenderse por la presencia de un símbolo religioso.
Buenos Aires lleva su nombre en honor a la Virgen María, en una de sus advocaciones. Todos los que nacimos o estudiamos aquí lo sabemos.
Nuestra historia transpira identidad religiosa, nuestra Constitución Nacional lo explicita y nuestra bandera se identifica con los colores del cielo, sea o no una herencia borbónica.
Nadie puede sentirse amenazado tampoco por un símbolo de paz.
Al contrario, este símbolo puede ser el pasaporte a una vida mejor. Nunca peor. Puede haber quienes crean que la fe es una negación de la razón. ¿Qué les puede importar que haya a quienes nos consuela o nos brinde esperanza esta expresión artística que nos eleva a nuestra deidad?
No es cuestión de ofenderse si no nos comprenden y nos tratan de retrógrados, pero tampoco se puede negar nuestra existencia, nuestros deseos, nuestras ilusiones, por infantiles que les parezcan.
Este debate resulta odioso, excluyente, sectario y violento para los católicos porteños. Que prevalezca el amor.

sábado, 20 de agosto de 2011

PASO en San isidro



Las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias hicieron su debut en San Isidro de manera sorpresiva.

Algunas observaciones:

+ Con estos resultados, el possismo ingresaría a diez legisladores al Concejo Deliberante y el peronismo, dos. El resto, nada. Esta ley contradice a la proporcionalidad declamada constitucionalmente.

+ Gustavo Posse hizo una muy floja elección. Un 40 por ciento es el nivel que tiene su partido en las elecciones parlamentarias, cuando no está en juego su propio liderazgo. En las elecciones para el Ejecutivo Municipal viene cayendo. Las dos primeras estuvo cerca del 60 y la anterior a ésta, en el 45 por ciento.

+ El Frente Para la Victoria (FPV) hizo una gran elección. Es evidente que la realización de la interna con cinco candidatos (si sumamos al de Sabatella) lo ayudó a duplicar el caudal de votos.

+ Particularmente, Santiago Cafiero tuvo un desempaño extraordinario porque él solo se llevó el volumen alcanzado por la lista encabezada por Sebastián Galmarini en 2007 con el 50 por ciento de los votos para el FPV en 2011 (alrededor del veinte por ciento). Cafiero queda acomodado como el candidato opositor al possismo.

+ Galmarini no hizo una mala elección (6,7), pero fue vencido cómodamente por Cafiero (10,3).

+ En el duhaldismo ganó Claudio Matorras (4,4) aliado al PRO, pero por poco. Luis Gradin sacó el 3,25. Se desaprovechó el debut de este honorable representante del rugby.

+ Federico Gelay tampoco tuvo un mal desempeño, pero no mete concejales. No hay dudas de que se instaló en el distrito y que en 2013 será un interesante candidato para el Concejo.

+ Respecto del duelo vecinalista, al ir con boleta corta ConVocación tuvo un caudal apenas menor al tradicional cinco por ciento que obtuvo en 2001 y 2005. No es poca cosa el 4,46, pero no refleja la excelente campaña electoral realizada y tampoco sirve para consagrar concejales. Nada que ver con los resultados obtenidos cuando la alianza con Recrear de 2003 o la de Convocación + Unión PRO de 2007 y 2009.

+ Pero ConVocación le ganó cómodo a la Agrupación Ciudadana. Chamatropulos sacó la mitad que sus adversarios vecinalistas (2,45), lo que solamente le permitirá competir en octubre.

En las otras instancias:

+ Francisco de Narvaez hizo en San Isidro su mejor elección del Conurbano (35). Le sacó nueve puntos a Daniel Scioli (26) y más de 25 a Margarita Stolbizer (9), Eduardo Amadeo (9), Adolfo Rodríguez Saa (7), Juan Carlos Morán (5,31), Martín Sabatella (4,47), entre otros.

+ La sorpresa la dio Cristina Fernandez de Kirchner al triunfar (31) sobre Eduardo Duhalde (20) y dejar tercero al aliado presidencial de Posse, Ricardo Alfonsín (16). Hermes Binner sacó doce y Alberto Rodríguez Saa, diez. También defraudó Lilita Carrio, con casi siete por ciento.

+ El tipo de corte de boletas hizo que la lista a diputados nacionales del FPV haya ganado con el 30 y las de diputados provinciales de Udeso, con 31.

Conclusiones:

+ Cuando las elecciones no se escalonan por nivel (primero la municipal, luego la provincial hasta llegar a la nacional), como sucede en otras provincias, la principal preocupación del votante son las más importantes. Por su tradición presidencialista en la Argentina, y particularmente en nuestra querida provincia de Buenos Aires, la elección presidencial se lleva el poco tiempo de debate y preocupación que los ciudadanos le dan a la política.

+ Ciertamente, seis son muchas categorías y difícilmente alguien pueda tener los seis votos bien ponderados.

+ Las primarias fueron mejor aprovechadas por quienes se presentaron a internas, ya que ese es el sentido de esta elección abierta y simultánea.

+ El eslabón municipal suele ser olvidado en el momento crítico del cuarto oscuro y los electores emiten su votación con muy diversos comportamientos.

+ Mientras dure este formato, mal que nos pese, la compulsa local no tiene otro sentido que el testimonial.+