viernes, 15 de agosto de 2014

Reacciones contra la Ley de Abastecimiento

Buenos Aires, 14 de agosto de 2014

ACDE INVITA A LA REFLEXIÓN ANTE EL PROYECTO DE LEY DE ABASTECIMIENTO

La Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE) expresa su preocupación con motivo del proyecto de modificación de la Ley de Abastecimiento que impulsa el Poder Ejecutivo.

El proyecto indicado tiene una tendencia intervencionista, vulnerando los derechos previstos en nuestra Constitución Nacional.
El proyecto en cuestión no sólo atenta  contra la transparencia de los mercados, sino que también atenta contra la producción, la inversión y el empleo, pilares fundamentales en las actuales circunstancias que atraviesa el país.

El proyecto de ley, al otorgar a la autoridad de aplicación facultades para establecer márgenes de utilidad, disponer la continuidad de la producción o prestación dentro de los niveles que decidiera,  proceder al secuestro de instrumentos contables y de administración, llegando incluso a la clausura de los  establecimientos, vulnera derechos de propiedad y libre comercio y desalienta la actividad económica.

Ante tales circunstancias, ACDE solicita a las autoridades legislativas un amplio debate sobre el proyecto de Ley de Abastecimiento en el que deberán participarlos distintos sectores involucrados en la normativa en cuestión.

Federico Quintana
Vicepresidente
ACDE

domingo, 10 de agosto de 2014

Un proceso con sorpresas

Ébola: el auge urbano potencia el brote letal
'La Nación' - 2014-08-10
En las ciudades hay más contagio; los muertos ya son 961
D. Mackenzie y P. Skett NEW SCiENTiST
LONDRES.– El Ébola arrasa África Occidental. El virus ya dejó 961 muertos y no hay señales de que la epidemia se vaya a frenar en lo inmediato a pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) decretó la emergencia global.
Cada infectado es una nueva oportunidad que tiene el virus de adaptarse a los humanos, y el actual brote es ya casi cuatro veces más grande que cualquier otro registrado en la historia.
Sin embargo, a pesar de un cierto alarmismo, aún no hay señales de que el Ébola vaya camino a ser una pandemia mundial.
Eso sí, la variable que convirtió este virus en un agente más letal y que aún le puede dar más peligrosidad es social: la urbanización, el mismo factor que desencadenó el HIV. Las ciudades son el escenario que le ofrece al virus más oportunidades de contagio, y África tuvo la mayor tasa de crecimiento urbano del mundo en los últimos 20 años. Hoy el 36% de los africanos vive en ciudades y en 2050 lo hará el 50%.
Hoy la principal preocupación mundial es si el virus podría extenderse más allá de las fronteras de Guinea, Liberia y Sierra Leona, los tres países más afectados.
Un viajero infectado contagió a tres personas en Nigeria, y hay informes no confirmados de viajeros potencialmente infectados en Marruecos y Arabia Saudita.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) decretó anteayer la emergencia internacional de salud pública. “Estamos ante el brote más severo y más complejo en cuatro décadas de historia de esta enfermedad”, declaró el organismo.
La decisión fue tomada anteayer por los expertos en virus y epidemias del Comité de Emergencias de la OMS.
Más allá de la declaración de la OMS, contener el brote parece posible. “El virus sólo se contagia de personas que presentan síntomas muy acentuados”, dice Andrew Read, de la Universidad Estatal de Pensilvania, en University Park, lo que facilita la detección de los casos y el aislamiento de quien estuvo en contacto con personas infectadas.
Como el virus puede incubarse hasta por 21 días, la preocupación es que pase inadvertido si los viajeros caen enfermos recién después de llegar a destino. Más allá de eso, el riesgo de contagiarse el Ébola es relativamente bajo, ya que exige exponerse a los fluidos corporales de un infectado en la etapa avanzada de la enfermedad.
Otra preocupación es que el virus pueda mutar en una forma más transmisible de la enfermedad. Hasta ahora no hay señales de que esté ocurriendo.
“El virus está mucho más presionado por lograr replicarse exitosamente en humanos que por transmitirse con más facilidad”, sostiene Andrew Rambaut, de la Universidad de Edimburgo.
Por esas razones es más que improbable que estalle un brote significativo en un país desarrollado. ¿Pero el brote actual es resultado de una nueva invasión del virus? Hasta ahora, nunca se había informado un caso en esta parte de África Occidental, pero Daniel Bausch, de la Universidad Tulane de Nueva Orléans, Luisiana, cree que tal vez ya estaba presente, pero pasó inadvertido.
Los brotes previos fueron en África Central, donde según se cree, el virus es transportado por los murciélagos de la fruta, los mismos que también viven en las partes de África Occidental ahora afectadas.
Tal vez no haya sido identificado anteriormente porque sólo una minoría de los infectados presenta el cuadro hemorrágico por el que es conocida la enfermedad.
La mayoría presenta un cuadro gripal con fiebre, vómitos y diarrea, y mueren por deshidratación. Esos síntomas se asemejan a los de otras enfermedades locales, como la malaria y la fiebre de Lassa. Los investigadores están probando nuevamente las muestras de suero de las investigaciones sobre la fiebre de Lassa realizadas en la década de 1990 en busca de signos del Ébola.
Según los epidemiólogos, es la magnitud de este brote lo que dificultará su control. “A medida que aumenten los casos se hará más difícil hacer un rastreo efectivo de los contactos previos del enfermo”, dice Rambaut, así que la tasa de contagio podría aumentar.
¿Y por qué es tan grande este brote? El factor predominante podría ser el avance de la urbanización. En el pasado, los brotes no salían de las aldeas, salvo que los infectados acudieran a los hospitales.
“En poblaciones numerosas y con alta capacidad de movilidad, es difícil rastrear los contactos que tuvo un infectado”, dice Peter Walsh, de la Universidad de Cambridge.
Las ciudades le ofrecen al virus más oportunidades de contagio, un factor que también habría favorecido la propagación del HIV.
Hay otras variables que favorecen la propagación del virus. Justin Masumu, del Instituto Nacional de Investigaciones Biomédicas de Kinshasa, República Democrática del Congo, descubrió que el incremento de los brotes del Ébola desde 1994 está asociado con un cambio en el ecosistema de los bosques debido a la deforestación, incluido el desplazamiento forzoso de los murciélagos. La región de Guinea donde estalló el brote actual fue mayormente deforestada.
Y hay más. Según Bausch, las guerras en Liberia y Sierra Leona, y la corrupción en Guinea han incrementado la pobreza, obligando a la gente a migrar en busca de trabajo y extendiendo de esa forma el virus a otras zonas. Esos factores sociopolíticos también generaron una desconfianza generalizada hacia las autoridades, incluidos los de la salud pública, justo cuando las ciudades de África más los necesitan.ß

Copyright © 2014SA LA NACION | Todos los derechos reservados.

jueves, 7 de agosto de 2014

Esteban Bullrich y Connie Schmidt en La Matera


El ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich; la diputada nacional Corina Schmidt, y el dirigente sanisidrense Ramón Lanús estuvieron en La Matera invitados por la rama mujeres del G25 de Zona Norte. Introducido por María Feldtmann de Maurette y Ramón Lanús, Bullrich hizo una rica exposición política a una nutrida concurrencia, parcialmente reflejada en la foto de más abajo.+



sábado, 2 de agosto de 2014

Jugar con fuego


Un día tenía que pasar. La foto de Infobae.com muestra el fuego de la explosión de un gasoducto de TGN, que alimentaba la central eléctrica de Córdoba.
 El Gobierno Nacional negó aumentos tarifario a las empresas prestadoras del servicio de transporte y distribución, y muchas de las pocas inversiones que se hicieron estuvieron a cargo de funcionarios investigados por hechos de corrupción.
¿Qué otra cosa se podía esperar? ¿qué otra cosa se puede esperar? La política energética de la Década K fue, literalmente, jugar con fuego.+
Esta foto de Telam refleja el edificio que explotó en Rosario hace casi un año